La seguridad en los trabajos verticales

93 125 32 98
La seguridad en los trabajos verticales

Los trabajos verticales en El Maresme son una buena opción cuando se trata de llevar a cabo una obra de reforma en un edificio. Ofrecen más comodidad a los vecinos, que no tienen que aguantar la molestia de los andamios. Además, permiten reducir el tiempo de las obras. Al mismo tiempo, se mantiene un alto nivel de seguridad.

Para empezar, el equipo de trabajo está formado por diferentes aparatos que ayudan a dar una total seguridad a los operarios. Se emplea un descendedor autoblocante, un bloqueador de ascenso, conectores con seguro, una cuerda de suspensión, un arnés y un cabo de anclaje doble.

La cuerda que se utiliza en los trabajos verticales en El Maresme tiene que estar homologada específicamente para este tipo de obras y adecuarse a la norma UNE-EN-1891. Los conectores se dividen en mosquetones (para unir al operario y los materiales de trabajo) y maillones (para unir elementos que no se deben estar conectando y desconectando habitualmente).

El arnés es otro elemento muy importante, ya que sirve para parar las caídas. Por su parte, la silla ayuda a dar una mayor comodidad en el trabajo y no se puede considerar un elemento de seguridad estrictamente hablando.

Además del equipo de seguridad, es necesario proteger la zona en la que se va a trabajar, delimitándose correctamente. También se utiliza una lona protectora junto a un andamio (al nivel de una primera planta) y se puede añadir una red que se suspende sobre la fachada para evitar que algún objeto alcance la calle en caso de caída.

La seguridad que ofrece este tipo de trabajo es uno de los puntos más fuertes. Los profesionales que trabajamos en APG Façanes mantenemos siempre un control riguroso de todos los equipos y de la zona de trabajo para evitar cualquier tipo de accidente.

haz clic para copiar mailmail copiado